Planta de interior: Dracenas

Las Dracenas son de forma arborescente, se considera planta de interior por su atractivo, por el aire tropical que confiere a la estancia y por su estética.

planta-de-interior-dracenas

Esta planta es  de hoja perenne, son muy largas y estrechas, son de color verde con los bordes de color crema y rojo; le salen en forma de roseta del extremo de un tallo central y cada una de ellas describe con elegancia un arco en direcciones diferentes, creando un volumen grande pero transparente.

Cuando la planta es joven parece que la roseta de hojas le salgan de la base, pero poco a poco va creciendo y puede llegar a alcanzar mas de dos metros de altura.

Las Dracenas son plantas resistentes, sufridas y fácil de cuidar y viven muchos años. Por eso son adecuadas para ponerlas en oficinas o vestíbulos, cuyas condiciones de luz y temperatura les favorecen, siempre que no haya corrientes de aire.

A pesar de eso, en interiores no es habitual verlas florecer, y, si florecen, las flores son verdosas y amarillentas, no tienen interés decorativo.

Las Dracenas son originarias de la África tropical y Madagascar, es una especie hermana del dragón, de la que se extrae una resina roja llamado sangre de dragón utilizada como colorante.

Es que si crece mucho el tronco y desprovisto de hojas puede perder la elegancia. Entonces se puede cortar el tronco por la mitad, brotar bajo el corte y la parte superior se puede hacer servir para conseguir nuevas plantas.

1 opinión en “Planta de interior: Dracenas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *